Nahuel Huapi | Lago espejo resort

Una gran parte del terreno, de 20000 m2, está cubierta por una numerosa cantidad de árboles d diferentes especies y exhibe un sustrato geológico heterogéneo en cuanto a su origen y antigüedad.
Por otra parte, la ubicación del mismo frente al Lago Espejo, de características particularmente excepcionales de visuales y panoramas.
Las alturas máximas requeridas a partir de la cota cero de un punto, el respeto por el uso de materiales tradicionales utilizando, el paisaje y la forestación existente, constituye un bagaje de exigencias a interpretar de forma casi literal para lograr la óptima estructura funcional y poder manipular las componentes proyectuales….
El programa plantea una serie de condicionantes referidas al uso y funcionalidad de un hotel, y al proceso constructivo del mismo poniendo un especial énfasis en el equilibrio ecológico del lugar y la no agresión al paisaje.
La expresión formal de dichas condicionantes programáticas resulta en tres operaciones proyectuales que definen el complejo propuesto:

Recualificación de la hostería existente, adaptada a nuevos usos como unidad funcional y de exclusividad.
Se preserva la piel exterior del edificio a manera de hito reconocido en el lugar y se procede a una intervención interna revalorizando su uso a partir de una categorización distinta que comprende una suite exclusiva, cuatro habitaciones, restaurante, bar y estar.

Implantación de los edificios a ambos lados del terreno, dejando libre el centro, desprovisto de árboles El primero constituye el cuerpo principal del hotel, que nace del nivel de la calle y se proyecta hacia el Lago creciendo en espesor y está conformado por un basamento de sillería de piedra que aloja las funciones de almacenaje, producción, y procesamiento d materiales de servicio.
Por otro lado, hacia el plano verde inclinado, se ubican los usos relativos al esparcimiento físico: spa, gimnasio, piscina climatizada, vestuarios, etc.
Una planta totalmente libre resuelve los usos públicos: restaurante, sala de juegos, gran estar, terrazas, etc. Sobre este, un prisma de madera contiene las habitaciones y los elementos funcionales relativos a las mismas, así como también el hall de acceso principal.
El segundo define el tiempo compartido y está formado por una sucesión de unidades habitacionales independientes que se adhiere al terreno, mimetizándose, a fin de no afectar las visuales de la hostería.

La utilización del terreno lindero como camping
La afectación del mismo como parte del complejo dotado de servicios mínimos de apoyo y control de ingreso que comparte con el tiempo compartido.


(+54 341) 4-856-178 | Ocampo 1209 - Rosario, Sante Fe | estudio@diegojobell.com

-